Obsesión

Nací en la montaña y vivo en el desierto, quizá por eso me obsesione el mar.

¿Debo suponer, que naturaleza humana es el desear, aquello que por lejano nos cause desconcierto?

Si el objeto de nuestro deseo a nuestra imaginación exalta y por instantes a nuestro ser arrebata, ¿acaso no, al no poderlo alcanzar se transforma en obsesión ingrata, que de nosotros quisiéramos arrancar?

Nací en la montaña y vivo en el desierto. Quizá por eso me obsesione el mar.

Morpheus Amorfo

El Río del Tiempo

El Tiempo es un río caudaloso, no se detiene, no marcha hacia atrás, no se seca, avanza y acelera vertiginoso y aunque tiene remolinos y breves remanzos, son solo esos instantes en que el Tiempo parece detenerse, expandirse y comprimirse, incluso retroceder; aun así, corre inexorable y fatalmente hacia su destino, el Mar, principio y fin de todos los rios.
Morpheus