Crepuscular

En la hora crepuscular no se distingue el bien del mal,
la conciencia adormilada y la razón obnubilada
es dominada por el instinto animal.

Busca lo que desea, obtiene lo que le place y le satisface
poco importa si es necesario, sensato o razonable
fantasía, sueño o disparate.

Medio dormido, medio despierto en total desconcierto
cuando la razón por fin recobra conocimiento
y la conciencia juzga con más acierto.

¿Qué has hecho animal salvaje?! ¡Pobre de ti!
¿Cómo has podido traer esta ruina sobre mí?
… fue tan solo un fugaz recuerdo de ti.

Morpheus Amorfo

Poesía egoísta

Muchos temas hay que en verso y rima se pueden expresar;
que si la patria, que si la jungla o que si la campiña;
el pueblo, el circo, la feria… la guerra, la rapiña,
religión, política, gobierno…
o lo bello de la música o del cuerpo,
pero la poesía es egoísta, habla del ego,
del yo y del mí, yo y mi sentimiento,
de mi corazón y mí pensamiento;
mi fantasía, mi anhelo, mi desgracia…
habla de ti y de mí, del yo y mi ego.

Morpheus Amorfo

Si mañana muero

Si mañana muero, ¿Qué quedará de mí? ¿Un recuerdo, una frase… un verso? Solo cenizas que arrastra el viento dispersándolas a lo largo y ancho de este árido desierto; condenadas al olvido… ni cielo, ni purgatorio, ni infierno, más allá de todo esto… la nada… Eso quedará de mí. Pero si acaso tu te acordaras de mí, por tí moriría hoy, porque ya nada me importaría mañana la nada ya no será para mí.

Morpheus Amorfo